Diario de una recruiter: Tu candidatura no continúa en el proceso de selección

Querido diario:

Desde que llevo trabajando en la selección de desarrolladores y desarrolladoras de software, es más habitual que el candidato rechace una oferta profesional que sea rechazado. De hecho, me atrevería a decir que las empresas están incluso más acostumbradas a ser rechazadas que a ser seleccionadas.

Repetimos una y mil veces que trabajamos en un sector que tiene exceso de oferta. Por un lado, la mayoría de las empresas no tienen muchas opciones de elección. Y por otro, los candidatos están abrumados con tanta oferta de empleo. Este contexto genera que las empresas se lamenten por no contratar el talento que necesitan y que los candidatos no sean capaces de distinguir entre las buenas y “no tan buenas” oportunidades.

Hoy voy a hablar del rechazo. En mi caso, estoy más que acostumbrada a recibir más “noes” que “sies”. Pero como comentaba al principio, no es habitual que los desarrolladores y las desarrolladoras sean descartados y descartadas en los procesos de selección. Por eso y por si pueđe servirte de ayuda, voy a compartir contigo, los principales motivos por lo que una empresa decide no contratarte.

Continuar leyendo

Diario de una recruiter: Donde hay soberbia, desaparece el talento.

Querido diario:

Hoy empiezo el día con una cura de humildad para todos los profesionales que estamos involucrados en la selección de personal.🙄

Cuando hablo con amigos y familiares que no se dedican al sector tecnológico, soy consciente de lo duro que es encontrar y estabilizarse en un trabajo. Si son de los afortunados que les llaman para una entrevista, su disposición a asistir siempre es inmediata. Si les quieren contratar para mañana, aceptan sin más. Muchos de ellos, están desempleados. Sienten que están en situación de desventaja y no pueden elegir donde trabajar. No se conceden ese privilegio. Desgraciadamente, algunas empresas “huelen” esa necesidad por sobrevivir y se aprovechan de los candidatos. 😔

Esta visión, forma parte de mi vida. Pero también, vivo en paralelo otra realidad. Trabajo en un sector que funciona completamente al contrario. Si la empresa quiere contratar a un desarrollador para mañana, no es posible. La necesidad, la tiene la empresa por contratarle, no el candidato.

Continuar leyendo

Poniendo un poco de break dance a mi vida

Talento IT, perdería su esencia si no habláramos de emociones. Por eso, de vez en cuando me gusta escribir sobre aprendizajes vitales. Para mí, es una forma de asentar lo que aprendido para seguir avanzando y por supuesto, compartirlo contigo, por si puede ayudarte. 

Hace unos meses, leí un artículo diferente a lo que estaba acostumbrada a leer. Xavier Guix, hablaba en el periódico El País sobre “La Obsesión por uno mismo”, y explicaba que vivimos tan pendientes de nosotros mismos que nos olvidamos de vivir. Reflexión que me había comentado en más de una ocasión mi padre y que ha marcado mi aprendizaje vital de este año.

Continuar leyendo

Disfruta del trabajo, vive de la vida

La mayoría de nosotros, hemos sido educados con la enseñanza de que el tema del dinero es tabú. Tenemos muy arraigado que hablar de dinero es sucio y una auténtica falta de respeto. E incluso mucho más allá, pensamos que los que ganan poco dinero son mejores personas y los que ganan mucho son peores personas.

Cuando leí el post de Francisco Alcaide, reflexionando sobre la película de “El Lobo de Wall Street”, comprendí que nos han hecho creer que el dinero es despreciable, pero si tan malo es, ¿por qué nos dejamos la vida trabajando hasta los 70 años, para tratar de obtenerlo? 

Continuar leyendo

Yo quiero hacer y ser feliz en el trabajo

Cuando en 1903, Henry Ford fundó Ford Motor Company e implantó la producción en serie no pensó en la felicidad de sus empleados. Tradicionalmente nadie pensaba que el lugar del trabajo podría ser un espacio vital en el que poder disfrutar, sino todo lo contrario, el espíritu de sacrificio era el motor de la productividad. En la actualidad, este paradigma, sigue tan arraigado en nuestra sociedad que consideramos que trabajo y felicidad son términos opuestos. Sin embargo, vamos evolucionando en los modelos de gestión y dirección de las organizaciones, dando más importancia a la felicidad en el trabajo.

Jessica Pryce-Jones, la autora de Happiness at Work, comenta en su libro que trabajamos una media de 90.000 horas a lo largo de nuestra vida. De hecho, los españoles somos los profesionales que más horas estamos en el trabajo. Según la sexta Encuesta Europea sobre las Condiciones de Trabajo (Eurofound), el 71,9% de los trabajadores encuestados, una o más veces al mes, realizan jornadas de más de 10 horas.

Todos en algún momento nos hemos parado a pensar la cantidad de tiempo que dedicamos a trabajar, nada más y nada menos que un tercio de nuestra vida, motivo más que suficiente para preocuparnos por ser feliz en el trabajo.

El paradigma está cambiando, ya no sólo las empresas quieren trabajadores felices, sino que cada vez más, los trabajadores buscan ser felices en el trabajo.

Continuar leyendo

La pasión de los desarrolladores de software por su profesión

Son muchas horas frente al ordenador con todas las redes sociales, foros, blogs, webs y yo que sé más, buscando el candidato o la información que necesito e incluso podría necesitar. La autoformación en mi trabajo es sin duda imprescindible no solo a nivel de RRHH, sino a nivel técnico como comenté en su momento hablando de Investiga tu lado más técnico.

Si hay una cosa que me apasiona de mi trabajo es la parte del nethunting. Investigar por la red e ir detectando a desarrolladores con talento para aprender cada día de ellos/as y tenerles en el radar para poder contarles oportunidades profesionales a corto, medio o largo plazo, me encanta! 😀

¿Podría hacer mi trabajo igual de bien o mal, si no tuviera esa inquietud? Pues es bastante probable que no afectara al desarrollo del trabajo e incluso a la consecución de los objetivos, pero creo firmemente que perdería credibilidad, visión, calidad y pasión. Está claro que cada maestrillo tiene su librillo, pero seguro que nadie pone en duda, la importancia de la autoformación. De hecho, no hay mejor ejemplo que el campo de la tecnología.

Haciendo caso a mi experiencia profesional, puedo afirmar que hay un patrón que se repite: Los buenos desarrolladores se distinguen de los malos porque hacen mejor su trabajo (punto). Los mejores de los buenos, porque van más allá de su trabajo; la pasión por su profesión traspasa cualquier tipo de barreras. 

Continuar leyendo

Primero sentimos, luego pensamos

Las emociones mal gestionadas generan altos niveles de toxicidad a nuestro alrededor… por este motivo, no basta con hacer frente a nuestros estados de ánimo de una manera inteligente, sino hacerlo también sin perder la perspectiva del mundo que nos rodea. Debemos trabajar el compromiso responsable.

“La mejor manera de no mejorar es orientar la capacidad de crítica hacia el prójimo”  Paulo Coelho

Continuar leyendo

Aprendiendo de los peores

Solemos aprender de los que de una u otra forma han tenido éxito en su vida, conocer sus secretos de éxito y mejorar cada día Aprendiendo de los Mejores. Nos resulta tan fácil y tan agradecido recordar esas personas y momentos que han marcado positivamente nuestra vida que olvidamos a esos jefes, amigos, colegas, mentores, recuerdos, etc que nos marcaron negativamente, esos que optamos por criticar o por olvidar, dejando a un lado algo muy importante, aprender de los peores.

Continuar leyendo

¿Eres buen o mal programador? Reggae Developers

Por fin, vamos a terminar la saga de los “Good Developer, Bad Developer” conociendo la visión de dos “buenrollistas” Julien y Pablo. Nos hablan de su preocupación por la calidad del proceso y del producto a la hora de ser buen desarrollador.

Su actitud positiva hacia su trabajo y hacia los demás se contagia. Cabeza y corazón en lo que hacen. Almas tranquilas con las dosis justas de locura, ellos son los Reggae Developers.

Continuar leyendo

Bailando aunque me llamen loca

Talento IT no solo es hablar de talento y tecnología, también es hablar de emociones. Nos encontramos en la recta final del año 2013, y tenemos la excusa que el 2014 es otra nueva oportunidad para mantener todo lo que nos has gustado del año y cambiar todo lo que no nos ha gustado.

Me gustaría compartir con vosotros reflexiones que cambiaron mi forma de pensar, con la fuerza suficiente como para cambiar mi forma de vida. No voy a hacer un guión de autoayuda, mi intención es simplemente compartir parte de mi aprendizaje vital, esos golpes y caricias de la vida que me ayudan a vivir mejor 

Continuar leyendo