Saberlo todo

Con el paso de los años, las razones de las ansiedades cambian: del inoportuno acné antes de una fiesta a la muñeca agotada que nuestra hija desea para reyes. De la paga mensual que no alcanza para comprar el trapito de moda al depósito que ofrece menos interés que el de otro banco. Y de repente, la sensación cada vez más profunda de la propia mortalidad, que palidece – eso sí – en comparación con las grandes preguntas de la experiencia humana. No pensamos siempre en ellas – tal vez para evitar sentirnos abrumados – pero están ahí. El origen de la vida y su sentido, si es que alguno tiene. La composición y funcionamiento del universo. Nuestro lugar en el mundo.

Continuar leyendo

¿Eres buen o mal desarrollador? Natural Developers

Podrían ser los Asturian Developers pero no quiero que ni los Soul Developers ni el gentelman Félix se sientan desterrados 😉

Naturalistas del código, explican la realidad con objetividad, desde lo más filosófico a lo más simple. Sencillos sin ser simples, complejos sin llegar a ser complicados. Naturalidad sin dobleces, la esencia de los Natural Developers.  

Continuar leyendo

¿Eres buen o mal desarrollador de software? Gentlemen Developers

Después de las opiniones realizadas por los Soul Developers  con respecto a dos de los puntos del artículo Good Devoloper, Bad Developer”, continuamos con las reflexiones de los caballeros de las buenas prácticas, inspiradores de sabiduría y literatos del código: Gentlemen Developers 😉

Continuar leyendo

¿Eres buen o mal desarrollador de software? Soul Developers

Leyendo el artículo “Good Developer, Bad Developer” que recomendó a través de Twitter mi compañero Eduardo Antón me paré a reflexionar en cada uno de los puntos que expone el autor.  Si preguntamos a cualquier desarrollador que es para él ser bueno en su trabajo,  no habrá duda que contestarán lo mismo que Guy Nirpaz, el conflicto se produce  cuando esa teoría choca con la realidad profesional de muchos de los programadores.

Con la finalidad de acercarnos más al día de los programadores, 9 desarrolladores de distintas tecnologías nos darán su visión sobre lo que para ellos es ser buen o mal programador.

Comenzamos con los desarrolladores que ponen el alma en su trabajo, programan por el mero placer de desarrollar, aprenden nuevas tecnologías por la satisfacción que les genera el hecho de aprender, la esencia de los Soul Developers. 

Continuar leyendo

Héroes de nuestra vida

Siempre me he preguntado por qué nos fascinan tanto los superhéroes, y he llegado a la conclusión que el éxito radica en el poder adaptar una doble personalidad. Dejar de ser un ciudadano de a pie, “normalito” para pasar a adoptar una personalidad sobrehumana y superpoderosa es el deseo de cualquiera, y más si nuestro origen del poder se deben a traumas, carencias afectivas, o vidas tan tristes y aburridas que se superan cuando nos ponemos el disfraz 😉

Continuar leyendo

Educar con Talento

Se habla mucho de personas con TALENTO, desde mi punto de vista el talento es una ACTITUD, algo que se puede modelar y potenciar y que no siempre es directamente proporcional a la inteligencia y a la formación académica.

Yo nunca fui a un colegio de pago bilingüe rodeada de “gente bien”, fui a un colegio público de un barrio obrero de Parla. Mis padres no fueron nunca a la Universidad pero tenían tanto TALENTO que supieron enseñarme TODO lo que me haría falta:

Continuar leyendo

Investiga tu lado más técnico

Comenzamos con una crítica constructiva a nuestro trabajo y partiendo de una premisa muy clara: Los recruiters no estamos lo suficientemente cualificados para evaluar en profundidad la parte más técnica

La mayoría de los profesionales que nos dedicamos a la selección de personal en el sector de la tecnología, no tenemos la formación como para valorar si un candidato sabe o no de una determinada tecnología, ni tampoco tenemos por qué saberlo, ya que tanto nuestra formación como nuestro trabajo es valorar la parte actitudinal, motivacional, competencial y cultural. 

Continuar leyendo

¿Y si no suena el teléfono?

Hace unos días publicamos un post llamado “¡Suena el teléfono!” con algunas recomendaciones básicas a tener en cuenta cuando recibes la primera llamada de teléfono de esa empresa a la que has enviado tu currículum. A raíz del mismo,@olganunez a través de Twitter nos lanzaba esta pregunta: ¿y si no suena el teléfono? Y no ha sido la única. Otras muchas personas nos han planteado esa misma cuestión y, aunque no es un problema muy habitual en ese sector, nos encontramos cada vez más personas que llevan largos meses en búsqueda de empleo o que se han apuntado a decenas de ofertas y no llegan a recibir nunca esa primera llamada.

Continuar leyendo

Si no remas esa ola, jamás sabrás si ha sido la mejor de tu vida

Flexiono en el último instante y me impulso sobre las puntas de los dedos de los pies -ejerciendo la presión necesaria en el canto de la tabla para terminar el último giro contra la pared de la ola-, sintiendo como me deslizo por ella, cabalgando esa increíble energía que arrastra consigo. La ola termina de romper, conmigo flotando encima, y me dejo caer, sonriendo, entre el revoltijo de arena y espuma. “Ha sido con seguridad, la mejor izquierda que he cogido en mi vida” -pienso entusiasmado mientras empiezo a bucear para salir a la superficie e imaginando lo que me dirá Dani cuando se lo cuente- “¡Siempre dices lo mismo de todas las olas que coges pichón!” -riendo con complicidad-.

Continuar leyendo