Got Software Talent Spain

Hace aproximadamente 3 años, cuando un desarrollador quería cambiar de trabajo, cualquier empresa de la competencia, lo tenía mucho más sencillo para ficharle. En cambio, a día de hoy, aunque el mercado esté en constante movimiento y haya miles de ofertas de empleo de IT en nuestro país, algunas empresas reconocen que tienen cada vez más dificultades para incorporar el talento que necesitan y otras, se preguntan cómo es posible que no lo consigan. Desde mi punto de vista, todo tiene una explicación y me gustaría comentar los motivos más habituales:

Bajo índice de desempleo en el desarrollo de software

Para bien o para mal de muchas empresas, la mayoría de los desarrolladores de software está trabajando. Con un panorama así, las empresas empiezan a ser conscientes que cuando un buen desarrollador decide marcharse, ya no solo es complicado encontrar un sustituto que aporte el mismo valor, sino que los procesos de selección pueden complicarse mucho más de lo esperado.

La demanda de desarrolladores es tan elevada, que han surgido iniciativas y academias de programación especializadas en impartir una formación intensiva a profesionales que no tienen por qué ser desarrolladores de profesión, de hecho, los alumnos, suelen tener estudios técnicos, científicos o incluso son universitarios que están desempleados y que consideran una buena opción, reconvertirse como programadores. Sin duda, es una buena iniciativa para acercar a muchos profesionales al mundo de la programación y darles a oportunidad no solo de encontrar un empleo, sino de mejorar profesionalmente.

¡Muy importante! Ni todos los alumnos que participan en estos cursos intensivos consiguen ser contratados como desarrolladores, ni todas las empresas están dispuestas a contratarles. ¡Cuidado con generar falsas expectativas!. Como en todo, depende de la empresa y del profesional.

Malas prácticas en los procesos de selección

Spameo y despersonalización, ofertas de empleo poco atractivas, falta de seguimiento de los candidatos, desconocimiento del mercado y dónde encontrar el talento, descontrol en los tiempos a la hora de tomar decisiones, desinterés por una estrategia de marca personal/empleadora, mal uso de las redes sociales, etc. Muchas son las malas prácticas que se hacen en los procesos de selección y que desde mi experiencia, lo llamemos como lo llamemos, tienen el mismo origen: no existe una preocupación verdadera por la persona que está detrás de un usuario de Github.

Debido a esas malas prácticas, es bastante habitual criticar (y mucho) a los especialistas en selección de personal.

Comunicación deshonesta (sin darnos cuenta) en los procesos de selección

La comunicación deshonesta, en la peor de sus versiones, es aquella que todos conocemos como mentir y “vender la moto”. Es curioso, pero creemos que es la más habitual en los procesos de selección, pero no es así. De hecho, la comunicación deshonesta no deliberada, es decir, aquella que hacemos sin darnos cuenta y sin ninguna mala intención, es la más practicada. 

Ahora, estamos hablando del ámbito laboral, pero el ser humano es así en todos y cada uno de los aspectos de la vida. Las emociones, gustos, valores, sesgos… hablamos de subjetividad y no tiene por qué ser negativa, pero en los procesos de selección, es recomendable contrastarla (sin evitarla ni compensarla) para que no se convierta en la mayor de las barreras a la hora de contratar talento.

¿Cómo podemos conseguir una comunicación honesta?

Grupo de danza urbana Kulbik. Fusionan el hiphop con el contemporáneo, el mimo y la poesía.

Grupo de danza urbana Kulbik. Fusionan el hiphop con el contemporáneo, el mimo y la poesía.

1. Hablando desde la humildad, transparencia y bidireccionalidad. Seas entrevistado o entrevistador, seas empresa o candidato, habla y escucha desde la humildad, desde la transparencia y preocupándote porque te entienda y entiendas a la otra parte. Hablemos con humildad de las cosas que hacemos bien, mal, regular o sencillamente, nos gustan más, menos o nada. Mantengamos una posición de igual a igual.

2. Involucrando a más profesionales en los procesos de selección y tratando distintos temas. En mi trabajo, necesito (y quiero) conocer más allá del perfil al candidato, pero también a la empresa en la que va a trabajar. Por eso, es necesario practicar la comunicación honesta de principio a fin. Creo que es ¡imprescindible! que el candidato conozca a las personas clave de su potencial empresa y que cada uno hable de temas diferentes. Tan importante es estar alineados técnicamente como culturalmente y por supuesto, tener feeling tanto con sus compañeros de equipo como con su jefe.

¡Importante! La subjetividad cuando hablamos de feeling, es clave. Hablamos de relaciones interpersonales y si con la persona que tienes delante, no te entiendes, no ignores a tu intuición y piensa sobre ello. Es recomendable conocer a todas las personas clave en nuestro día a día. Cuanta más información tenga el candidato de la empresa y viceversa, más coherencia se conseguirá en los procesos de selección.

Ser una startup tecnológica no es suficiente

Durante los últimos años, el crecimiento del ecosistema startup está siendo impresionante. La creación de empresas tecnológicas creció un 26% en 2015 respecto al año anterior, según un estudio de Startupxplore. Es estupendo que haya más empresas en nuestro país, porque eso siempre genera más puestos de trabajo, pero claro, la novedad ya pasó para la gran mayoría de los desarrolladores o si no ¡que levante la mano quien no haya trabajado en una startup!

Hace unos 4 años, a las startups no había talento que se le escapara, ahora, ser una startup no es suficiente. Si un desarrollador, ya ha vivido la experiencia de trabajar en una, mejor no intentar venderle lo que mola trabajar allí , más que nada porque cuanto tú vas, él viene de allí 

Mejora en la reputación de las consultoras de tecnología

Si tuviera que decir una de las críticas más escuchadas a lo largo de mi experiencia profesional sería llamar “cárnicas” a las consultoras. Algunos desarrolladores, tienen claro por qué prefieren trabajar en consultora en vez de en una Startupotros en cambio, no tanto.

Como en todo, no se debe nunca generalizar, pero el hecho de que muchos desarrolladores quisieran vivir la experiencia de trabajar en una startup, hizo que la gran mayoría de las consultoras tecnológicas de nuestro país, se vieran afectadas por la “fuga” de talento. Por eso, muchas de ellas,  han mejorado las condiciones profesionales de los desarrolladores, ofreciéndoles mejor salario, mejor horario e incluso la opción de teletrabajo.

A día de hoy, ser startup o consultora, puede generar rechazo nada más nombrarlo. Por eso, si queremos atraer el talento que nos interesa, mejor dejar a un lado el speech (ya gastado) de startup al estilo Feisbuk y consultora con futbolín, y hablemos de cosas importantes. 

Y una reflexión final

Si después de leer todo esto, todavía hay alguien que piensa que la selección de desarrolladores de software, es poner una oferta de empleo y esperar a que se inscriban los mejores, no ha entendido nada de lo que es Got Software Talent en España.