Haz que tu CV destaque y no se quede en “recibido”

Los técnicos de selección ponen la oferta en los portales de empleo y en la mayoría de las ocasiones no se leen todos los CV´s que se inscriben a la oferta. En esta primera fase utilizan dos filtros automáticos y se quedan, por tanto, con aquellos CV´s que encajan a priori con lo que están seleccionando:

Killer questions / Preguntas valorativas: El propio nombre del apartado deja bastante claro la intención. Son las típicas preguntas que aparecen cuando decides inscribirte a la oferta de empleo. Somos conscientes que da mucha pereza completar este apartado y más si estás ya cansado de inscribirte e inscribirte a ofertas, pero es importante que siempre se respondan correctamente y no con frases como “ver CV“.

Salario mínimo: El dinero como casi siempre manda. Si no quieres que filtren tu CV por salario, no pongas tus expectativas salariales, a no ser que tengas muy claro lo mínimo que quieras ganar.

Quino, pensador, humorista gráfico y creador de la tira cómica Mafalda.

Existen otros filtros automáticos que el candidato no puede “controlar” (evidentemente siempre y cuando se quiera decir la verdad), como son la edad, la experiencia y la titulación. No se debe olvidar poner la formación académica y complementaria (aunque se esté cursando), las fechas concretas y relevantes de la experiencia (evitando en la medida de lo posible que existan espacios de mucho tiempo sin justificar y experiencias irrelevantes que nada tienen que ver con la oferta a la que te inscribes). 

Superados estos filtros tu CV pasará a una siguiente fase que requiere la lectura completa de tu perfil. Como ya hemos comentado en otros posts, es importante que adaptes tu CV a la oferta de empleo. Para ayudarte con esto en la mayoría de los portales de empleo tienes la opción de tener varios CV´s diferentes y utilizarlos en función de tus necesidades. ¡Aprovéchalo! y no olvides tener en cuenta:    

No te inscribas a tontas y a locas. Si te inscribes por ejemplo a una oferta de Programador Java no pongas en puesto preferido: 

  • Jefe de Proyecto. Porque lo que te van a ofrecer para nada es lo que esperas.
  • Operador Host. Porque dejas claro que tu preferencia no es trabajar como programador Java.
  • Indiferente. Porque transmite desesperación por encontrar o cambiar de empleo y no saber lo que se quiere.

En descripción del puesto, detalla al máximo las funciones y las tecnologías con las que has trabajado. Aunque posteriormente copies y pegues tu CV completo en el portal de empleo, no está demás completar este apartado, suele ser lo primero que se mira.

Si sabes idiomas, por supuesto que debes ponerlos, en cambio si no los tienes, no pongas “inglés nulo“, opta mejor por omitir este apartado.

Conocimientos. Este es el típico apartado que se hace eterno al candidato, de hecho sólo lo completarás una vez en la vida y ni te acordarás de volverlo a actualizar 😉 así que es aconsejable que lo hagas al menos una vez. No es necesario que completes todos y cada uno de los conocimientos que aparecen, sólo los que son relevantes para tu perfil profesional.

En motivo de cambio, sé prudente en lo que dices y cómo lo dices. Evita poner frases como “No me llevo bien con mi jefe“, “Estoy cansado de hacer horas extras”, “Quiero ganar más dinero“, “Necesito trabajar“, etc. Seguramente tus argumentos serán muy válidos, pero puedes decir lo mismo mostrando más sensatez, diplomacia y evitando que se te valore negativamente. Puedes optar por respuestas como “La política de la empresa no se encuentra en una buena situación“, “Compatibilizar mi vida profesional – personal“, “Mejorar mis expectativas salariales “, “Me encuentro en situación de desempleo“, etc.

La foto. Los que nos dedicamos a la selección de personal no nos ponemos de acuerdo si es mejor o no poner la foto, aunque sí coincidimos en que es un elemento subjetivo. Si decides poner foto, elige una en la que salgas favorecido y que sea tamaño carnet. Fotos en la que se ven las cortinas de tu casa, tu peor gesto, de hace 10 años, retocadas o muy posadas no son para nada recomendables 😯 Lo primero que vemos cuando abrimos tu CV es la foto, así que si decides ponerla intenta que sea una foto en la que salgas “normal” (entendido como más o menos favorecido). 

La carta de presentación. Evita poner la misma carta de presentación para todas las ofertas a la que te inscribes. Personaliza cada carta de presentación. Investiga sobre la empresa y sobre el puesto de trabajo al que te inscribes. Destaca lo que más te ha gustado de la empresa y por qué encajas con la oferta. Por cierto, si haces la presentación en el “cuerpo” del mail, es más probable que el técnico de selección la lea 🙂  

Adjuntar el CV completo en el portal de empleo. ¡Siempre! Encontrarás algún apartado para importar tu CV desde otros formatos, como Word, o para hacer una copia en texto plano del contenido completo.

La mayoría de profesionales que nos dedicamos a la selección de personal de perfiles IT no somos tecnólogos. Contamos con un conocimiento general de tecnología y vamos aprendiendo a través de vuestros CV´s, entrevistas, compañeros, redes profesionales, blogs y por supuesto Google. Por esa razón es importante que los CV´s que utilizáis en los portales de empleo sean claros, completos y estén orientados a las ofertas a las que aplicáis. ¡Tendréis más posibilidades de llegar a la fase de entrevista!.