Tecnología para el cambio social

Hace unos meses asistí al evento Friday Web Forward gracias a su organizador Kike Quintano con una única motivación, colaborar y apoyar el desarrollo de proyectos para internet. Las ponencias fueron realmente interesantes pero el proyecto de Tu código va a cambiar el </mundo> me encantó. Ésta iniciativa surge de la colaboración entre la comunidad de desarrolladores y Hazloposible, organización sin ánimo de lucro cuyo principal objetivo es, apoyándose en la tecnología, impulsar la participación de la sociedad en causas sociales.

Continuar leyendo

Amor y motivación: Consultora vs Compañía de productos

Es curioso como uno puede sentarse, indagar en internet y encontrarse opiniones de trabajadores de Google, Linkedin, Microsoft, Facebook (por citar de las más conocidas a nivel mundial) y recibir una onda de “buen rollismo”, pasión, energía y ganas por innovar que despiertan ese pequeño emprendedor, inquieto de mente y de corazón que todos llevamos dentro. 😉

Es una sensación que nos atrapa y nos hace mirar a nuestro alrededor de una forma distinta, parece que ese trabajo ideal existe, pero debe estar en una realidad paralela a la que muy pocos tenemos alcance. Seguro que a todos nos ha venido la mente: buen salario, salas de recreo, multitud de beneficios sociales, etc, y sí, todo eso ayuda, pero curiosamente nunca es lo primero que destacan.

Continuar leyendo

Si no remas esa ola, jamás sabrás si ha sido la mejor de tu vida

Flexiono en el último instante y me impulso sobre las puntas de los dedos de los pies -ejerciendo la presión necesaria en el canto de la tabla para terminar el último giro contra la pared de la ola-, sintiendo como me deslizo por ella, cabalgando esa increíble energía que arrastra consigo. La ola termina de romper, conmigo flotando encima, y me dejo caer, sonriendo, entre el revoltijo de arena y espuma. “Ha sido con seguridad, la mejor izquierda que he cogido en mi vida” -pienso entusiasmado mientras empiezo a bucear para salir a la superficie e imaginando lo que me dirá Dani cuando se lo cuente- “¡Siempre dices lo mismo de todas las olas que coges pichón!” -riendo con complicidad-.

Continuar leyendo