Tenemos que volver a cambiar la manera de contratar talento software

Ya sabemos que todos (o la gran mayoría) de los desarrolladores y desarrolladoras de software están trabajando. Esta situación ya no nos resulta sorprendente desde hace muchos años. Pero he notado desde aproximadamente un año que los candidatos son más reticentes a cambiar de trabajo y por tanto, las empresas tienen cada vez más dificultades para contratar.

Insisto, no es nada nuevo que sea complicado contratar talento software, pero creo que se está complicando aún más. De hecho, ya a principios del años pasado, comentaba en el post de “Got Software Talent Spain”,algunos de los motivos más habituales que explicaban esta situación:

  1. Bajo índice de desempleo en el desarrollo de software
  2. Malas prácticas en los procesos de selección
  3. Comunicación deshonesta (sin darnos cuenta) en los procesos de selección
  4. Ser una startup tecnológica no es suficiente
  5. Mejora en la reputación de las consultoras de tecnología

Pero además de cada uno de todos estos motivos, creo que nos encontramos en otro escenario diferente y por tanto las estrategias de hacer recruitment hay que adaptarlas. Entonces, qué ha cambiado para que las empresas tengan -aún más- dificultades para contratar el talento software que necesitan?

Continuar leyendo

Estrategias psicológicas para negociar tu salario: El efecto anclaje

Cuando se trata de negociar tu salario, seguramente seas de los profesionales que dudan si hay que seguir o no una estrategia, y si hay que seguirla, no tengas muy claro cuál es la más apropiada para conseguir tu salario deseado. Tu inseguridad ante este tipo de situaciones es más habitual de lo que te puedas llegar a pensar, de hecho la mayoría de los profesionales y aspirantes a un puesto laboral, ni se sienten cómodos negociando su salario ni saben cómo hacerlo.

Continuar leyendo

Amor y motivación: Consultora vs Compañía de producto

Es curioso como uno puede sentarse, indagar en internet y encontrarse opiniones de trabajadores de Google, LinkedIn, Microsoft, Facebook -por citar de las más conocidas a nivel mundial- y recibir una onda de “buen rollismo”, pasión, energía y ganas por innovar que despiertan ese pequeño emprendedor, inquieto de mente y de corazón que todos llevamos dentro. 😉

Es una sensación que nos atrapa y nos hace mirar a nuestro alrededor de una forma distinta. Parece que ese trabajo ideal existe, pero debe estar en una realidad paralela a la que muy pocos tenemos alcance. Seguro que a todos nos ha venido la mente: buen salario, salas de recreo, multitud de beneficios sociales, etc, y sí, todo eso ayuda, pero curiosamente nunca es lo primero que destacan.

Continuar leyendo