¡Git, te necesito!

No hay día que no aprenda una cosa nueva de este apasionante mundo tecnológico. Esta vez, he aprendido la importancia del control de versiones en el mundo del desarrollo de software.

Seguro que para mucho de vosotros el tema de gestión de cambios es más que obvio, pero ¿no me diréis que no os resulta rarísimo que todavía sigan existiendo desarrolladores que no utilizan ningún sistema de control de versiones? 

Releyendo la última encuesta de Stack Overflow, existe un 10% de los encuestados que no controlan los cambios de sus proyectos. En cambio, hay un 90% que si lo hace, siendo Git el control de versiones preferido por los desarrolladores.

Como diría Michael Knight, si fuera desarrollador “¡Git, te necesito!”. Esa es la conclusión a la que he llegado después de investigar sobre el control de versiones más popular.

Continuar leyendo

La pasión de los desarrolladores de software por su profesión

Son muchas horas frente al ordenador con todas las redes sociales, foros, blogs, webs y yo que sé más, buscando el candidato o la información que necesito e incluso podría necesitar. La autoformación en mi trabajo es sin duda imprescindible no solo a nivel de RRHH, sino a nivel técnico como comenté en su momento hablando de Investiga tu lado más técnico.

Si hay una cosa que me apasiona de mi trabajo es la parte del nethunting. Investigar por la red e ir detectando a desarrolladores con talento para aprender cada día de ellos/as y tenerles en el radar para poder contarles oportunidades profesionales a corto, medio o largo plazo, me encanta! 😀

¿Podría hacer mi trabajo igual de bien o mal, si no tuviera esa inquietud? Pues es bastante probable que no afectara al desarrollo del trabajo e incluso a la consecución de los objetivos, pero creo firmemente que perdería credibilidad, visión, calidad y pasión. Está claro que cada maestrillo tiene su librillo, pero seguro que nadie pone en duda, la importancia de la autoformación. De hecho, no hay mejor ejemplo que el campo de la tecnología.

Haciendo caso a mi experiencia profesional, puedo afirmar que hay un patrón que se repite: Los buenos desarrolladores se distinguen de los malos porque hacen mejor su trabajo (punto). Los mejores de los buenos, porque van más allá de su trabajo; la pasión por su profesión traspasa cualquier tipo de barreras. 

Continuar leyendo