Diario de una recruiter: Malas prácticas en los procesos de selección

Querido diario,

Echando la vista atrás, veo que muchas empresas de selección de personal siguen trabajando bajo un modelo de trabajo centrado en la facturación rápida. No tengo intención de exculpar el mal o buen trabajo de un recruiter, pero si me gustaría que se comprenda bajo que condiciones profesionales se puede llegar a trabajar en algunas empresas de selección de personal.

Todo el mundo sabe que la finalidad de un recruiter es incorporar profesionales (candidatos) en sus clientes o empresas, y que eso se traduce en único indicador: la facturación. Nadie duda que hablamos de negocio y por tanto, hay que ganar dinero, pero el problema no es la finalidad, es la forma y esas malas prácticas que realizamos para conseguir los objetivos.

Como profesionales, cada uno tenemos nuestra personalidad y nuestra manera de trabajar, pero considero que hay unas pautas comunes que deberíamos seguir todos y cada uno de los recruiters. Por eso, quiero compartir que se pueden hacer las cosas de otra forma, simplemente cambiando el foco.

Continuar leyendo