Disfruta del trabajo, vive de la vida

La mayoría de nosotros, hemos sido educados con la enseñanza de que el tema del dinero es tabú. Tenemos muy arraigado que hablar de dinero es sucio y una auténtica falta de respeto. E incluso mucho más allá, pensamos que los que ganan poco dinero son mejores personas y los que ganan mucho son peores personas.

Cuando leí el post de Francisco Alcaide, reflexionando sobre la película de “El Lobo de Wall Street”, comprendí que nos han hecho creer que el dinero es despreciable, pero si tan malo es, ¿por qué nos dejamos la vida trabajando hasta los 70 años, para tratar de obtenerlo? 

Continuar leyendo

Si no es una empresa flexible, no me interesa

Con este titular tan radical y aparentemente inflexible, comienzo a exponer un problema que me tiene bastante interesada.  Por un lado, las empresas no encuentran talento software y por otro, los desarrolladores no encuentran oportunidades interesantes.

Me recuerda a las típicas conversaciones entre amigas hablando de lo complicado que es encontrar al hombre perfecto. Si con treinta y tantos todavía no ha llegado ese momento, hay algo que no se está haciendo bien (y lo sabes) 

Buscamos sin saber lo que buscamos, nos conformamos con lo que encontramos, exigimos sin ofrecer y damos por hecho sin preguntar. Así somos los humanos. Cuando hablamos de trabajo, hablamos de una relación con nuestra empresa y como en el amor, si no se cumplen una serie de condiciones, no nos interesa.

Continuar leyendo

Tu empresa, ¿Crece o avanza?

Comenzamos este año nuevo reflexionado sobre el balance anual en las empresas y el cada vez más habitual “hemos crecido en un 60% de profesionales”,”hemos contratado el doble de personal que años anteriores”· Parece que se da por bueno, correcto o verdadero que una empresa es mejor hoy con 300 empleados que con 280 hace 2 meses; o incluso que ese aumento de personas, hace mejor a la empresa y por consiguiente a las personas que la forman. Pero ese crecimiento no es positivo para la empresa, si los profesionales que forman parte de ella no avanzan.

Centrándonos en el mundo de la tecnología y teniendo en cuenta estas dos formas de ver las cosas, voy a plantear porque es mejor querer “avanzar” a querer “crecer”.

Continuar leyendo

Errores clásicos en la gestión de desarrolladores

Muchos de los profesionales que nos dedicamos a los “Recursos” Humanos intentamos demostrar que nuestro trabajo es clave en cualquier organización, no creemos que deba limitarse a dar servicios sino que proyectamos mucho más allá. Nuestro valor es la búsqueda, la selección y la gestión del talento, una pieza estratégica en este complicado puzzle de las organizaciones.

Si trasladamos esta reflexión al sector de las empresas de tecnología, nuestra labor se complica un poco más. Los técnicos creen que no entendemos su trabajo, los directivos creen que nuestro trabajo lo puede desempeñar “cualquiera”, y el resto de población cree que trabajamos con profesionales aislados del mundo con ese ordenador mágico que se lo hace todo. Evidentemente estoy exagerando, pero no me distancio mucho de la realidad 😕

Continuar leyendo

La ambición como motor de la superación

La mayoría de nosotros consideramos la ambición como algo negativo, solemos utilizarlo de manera peyorativa porque nos viene a la mente la típica persona con una filosofía muy clara “el fin justifica los medios”. Socialmente sabemos que destacar no está bien visto, como tampoco el inconformismo y mucho menos la ambición, pero si queremos mejorar cualquier aspecto de nuestra vida, la ambición es un motor necesario.

Continuar leyendo

Amor y motivación: Consultora vs Compañía de productos

Es curioso como uno puede sentarse, indagar en internet y encontrarse opiniones de trabajadores de Google, Linkedin, Microsoft, Facebook (por citar de las más conocidas a nivel mundial) y recibir una onda de “buen rollismo”, pasión, energía y ganas por innovar que despiertan ese pequeño emprendedor, inquieto de mente y de corazón que todos llevamos dentro. 😉

Es una sensación que nos atrapa y nos hace mirar a nuestro alrededor de una forma distinta, parece que ese trabajo ideal existe, pero debe estar en una realidad paralela a la que muy pocos tenemos alcance. Seguro que a todos nos ha venido la mente: buen salario, salas de recreo, multitud de beneficios sociales, etc, y sí, todo eso ayuda, pero curiosamente nunca es lo primero que destacan.

Continuar leyendo

Saberlo todo

Con el paso de los años, las razones de las ansiedades cambian: del inoportuno acné antes de una fiesta a la muñeca agotada que nuestra hija desea para reyes. De la paga mensual que no alcanza para comprar el trapito de moda al depósito que ofrece menos interés que el de otro banco. Y de repente, la sensación cada vez más profunda de la propia mortalidad, que palidece – eso sí – en comparación con las grandes preguntas de la experiencia humana. No pensamos siempre en ellas – tal vez para evitar sentirnos abrumados – pero están ahí. El origen de la vida y su sentido, si es que alguno tiene. La composición y funcionamiento del universo. Nuestro lugar en el mundo.

Continuar leyendo

Si no remas esa ola, jamás sabrás si ha sido la mejor de tu vida

Flexiono en el último instante y me impulso sobre las puntas de los dedos de los pies -ejerciendo la presión necesaria en el canto de la tabla para terminar el último giro contra la pared de la ola-, sintiendo como me deslizo por ella, cabalgando esa increíble energía que arrastra consigo. La ola termina de romper, conmigo flotando encima, y me dejo caer, sonriendo, entre el revoltijo de arena y espuma. “Ha sido con seguridad, la mejor izquierda que he cogido en mi vida” -pienso entusiasmado mientras empiezo a bucear para salir a la superficie e imaginando lo que me dirá Dani cuando se lo cuente- “¡Siempre dices lo mismo de todas las olas que coges pichón!” -riendo con complicidad-.

Continuar leyendo

Dirijamos un espectáculo diferente: Realidad y conciencia

Me encantaría compartir con vosotros mis reflexiones al ver este conmovedor cortometraje, pero no quiero adelantar nada para no crear ningún tipo de expectativa.

Dedicad 20 minutos de vuestro tiempo para verlo, merece la pena… ¡comienza el espectáculo!:“The Butterfly Circus” (El circo de la Mariposa).

Continuar leyendo