La pasión de los desarrolladores de software por su profesión

Son muchas horas frente al ordenador con todas las redes sociales, foros, blogs, webs y yo que sé más, buscando el candidato o la información que necesito e incluso podría necesitar. La autoformación en mi trabajo es sin duda imprescindible no solo a nivel de RRHH, sino a nivel técnico como comenté en su momento hablando de Investiga tu lado más técnico.

Si hay una cosa que me apasiona de mi trabajo es la parte del nethunting. Investigar por la red e ir detectando a desarrolladores con talento para aprender cada día de ellos/as y tenerles en el radar para poder contarles oportunidades profesionales a corto, medio o largo plazo, me encanta! 😀

¿Podría hacer mi trabajo igual de bien o mal, si no tuviera esa inquietud? Pues es bastante probable que no afectara al desarrollo del trabajo e incluso a la consecución de los objetivos, pero creo firmemente que perdería credibilidad, visión, calidad y pasión. Está claro que cada maestrillo tiene su librillo, pero seguro que nadie pone en duda, la importancia de la autoformación. De hecho, no hay mejor ejemplo que el campo de la tecnología.

Haciendo caso a mi experiencia profesional, puedo afirmar que hay un patrón que se repite: Los buenos desarrolladores se distinguen de los malos porque hacen mejor su trabajo (punto). Los mejores de los buenos, porque van más allá de su trabajo; la pasión por su profesión traspasa cualquier tipo de barreras. 

Continuar leyendo