¿Y por qué a ese desarrollador le pagan más que a mí?

Como comentaba en el anterior post, intentaré ir desgranando algunas de las explicaciones sobre el sueldo de los desarrolladores de software. Eso si, antes de entrar en materia, voy a aclarar tres cosas:

  1. Hablo desde la experiencia en la selección de desarrolladores de software y no entro a comparar esta profesión con otras. Solo hablo de lo que conozco y según mi especialización.
  2. Hablo del desarrollador en general, haciendo alusión a hombres y mujeres. Ya sé que estamos en el siglo XXI y que es sexista aclararlo, pero sí ayuda, aquí lo dejo claro para todas y cada una de mis publicaciones.
  3. No me voy a poner a hatear y asumir, que la única interpretación posible que explica que un desarrollador tenga un salario mayor que otro es porque es un pelota, enchufado o trepa. 

Entonces, ¿por qué mi compañero, haciendo el mismo trabajo, cobra más que yo? Pues si no te lo han dicho nunca o no te has dado cuenta, puede ser por varios motivos, y conocerlos, te puede dar muchas pistas para conseguir una mejora salarial 

Continuar leyendo

Disfruta del trabajo, vive de la vida

La mayoría de nosotros, hemos sido educados con la enseñanza de que el tema del dinero es tabú. Tenemos muy arraigado que hablar de dinero es sucio y una auténtica falta de respeto. E incluso mucho más allá, pensamos que los que ganan poco dinero son mejores personas y los que ganan mucho son peores personas.

Cuando leí el post de Francisco Alcaide, reflexionando sobre la película de “El Lobo de Wall Street”, comprendí que nos han hecho creer que el dinero es despreciable, pero si tan malo es, ¿por qué nos dejamos la vida trabajando hasta los 70 años, para tratar de obtenerlo? 

Continuar leyendo

El salario no lo es todo

Es evidente que muchas empresas siguen aplicando modelos caducos en gestión de personas, ya que siguen considerando el factor económico como el principal motivador de los profesionales IT.

No vamos a negar lo evidente, lo necesario que es el dinero, fuente de motivación para acudir cada día a nuestro puesto de trabajo, pero está demostrado que no es suficiente para mantener a los empleados y, aunque puede resultar motivador a corto plazo, puede perder su poder a medio-largo plazo.

Continuar leyendo