¡Toma la iniciativa en la búsqueda de empleo!

Después de los post ¡Suena el Teléfono! y ¿Y si no suena el teléfono?, queremos plantear un enfoque diferente de búsqueda de empleo que, aunque no se realiza como norma general, sí podemos asegurar que resulta muy eficaz.

Hace un par de años la demanda de profesionales del sector era tan alta que bastaba con activar tu CV en Infojobs para que te llovieran las llamadas. No tenías que molestarte siquiera en leer los contenidos de las ofertas, porque al poco tiempo de actualizar tu currículum podías recibir 2 ó 3 llamadas de empresas interesadas en tu candidatura.

En los últimos tiempos el candidato IT ha tenido que adoptar un papel más activo. El procedimiento más habitual hoy día a la hora de buscar o cambiar de trabajo es el de inscribir tu candidatura en varias ofertas de diferentes portales de empleo y esperar la llamada del Técnico de Selección de turno, si es que nuestro CV no se queda meses y meses en “recibido”, “en proceso” o en el peor de los casos acaba a las primeras de cambio en la carpeta “descartado” y nuestro proceso acaba allí. 🙁 

“Esperando la ola” imagen obtenida de la web ojodigital.com

Este procedimiento de “me inscribo-me llaman” ya no funciona, es hora de buscar trabajo de forma diferente. Desde Talento IT te proponemos enfocar todo este proceso al revés: ¿y si eres tú quién contacta directamente con el Técnico de Selección de la empresa que te interesa? Tal vez te parezca atrevido e incómodo, pero te aseguramos que es un buen método, porque: 

🙂 Demostrarás no sólo tu iniciativa sino también tu soltura con el manejo de redes profesionales.

🙂 Harás ver tu gran interés hacia la empresa a la que te has dirigido. Se podría decir que el contacto a través de redes profesionales es un paso más allá de la típica Carta de Presentación individualizada.

🙂 Serás tú quien decida el momento del contacto, con lo que no te pillarán desprevenido y tendrás cierto margen para manejar los tiempos del proceso de selección. 

Aquí tienes algunas recomendaciones básicas para que tu búsqueda de empleo en la red sea lo más efectiva posible:

Definir antes de actuar. No llames a todas las empresas ni te pongas a agregar contactos como un loco en las redes profesionales. La “gracia” que tiene este método es que puedes elegir con un poco más de criterio aquellas empresas que más te interesen. No desperdicies tus balas. 

Lo poco agrada y lo mucho enfada. No seas pesado. Si ya has conseguido hablar con la persona en cuestión no sigas enviándole mails ni llamando. Una vez basta para hacer saber que estás interesado.

La primera impresión es la que cuenta. Redacta un buen mensaje de primer contacto (no más de 3 ó 4 líneas) que sea claro y atractivo. Y si no te encuentras cómodo llamando, es mejor que no lo hagas. Ten en cuenta que siendo tú el que inicia el “cortejo” de selección estás generando una expectativa que luego vas a tener que justificar.

No seas ambiguo y no te pases con el peloteo. Muestra tu interés en la empresa pero no hasta el punto de parecer desesperado. En ese primer contacto no pidas explícitamente trabajo, solicita una entrevista en la que puedas explicar y defender tu candidatura. 

Tenido en cuenta todo esto, ¡ponte en marcha!:

  • Crea, actualiza y potencia tu perfil en diferentes redes profesionales: Xing, Linkedin, Twitter.
  • Localiza en estas redes a alguien que pertenezca al Dpto. de Selección de la empresa que te interesa. Agrégale a tu red con un mensaje claro, que identifique tu perfil y lo que buscas. Si no consigues localizar a alguien del Dpto. de Selección o RRHH intenta buscar un perfil relevante de la misma empresa o intentar que alguien que ya está en tu red os presente.
  • Si eres de los más atrevidos y, sobre todo, si tienes gran elocuencia y transmites cierta seguridad hablando por teléfono, una vez localices al contacto que te interesa llama directamente a la empresa y pregunta por esa persona. Si no te pasan la llamada: entonces solicita su dirección de e-mail para enviarle tu candidatura. Si aún así no te quieren facilitar su dirección personal o te proporcionan una genérica, intenta llamar en otro momento o deja tus datos de contacto para que te llamen.
  • Si no te pasan la llamada: entonces solicita su dirección de e-mail para enviarle tu candidatura. Si aún así no te quieren facilitar su dirección personal o te proporcionan una genérica, intenta llamar en otro momento o deja tus datos de contacto para que te llamen.
  • Si te pasan la llamada: ¡a aprovechar esa oportunidad!

¿Funcionará? Ya sabes que no hay recetas mágicas para encontrar empleo, pero al menos no tendrás la sensación de que estás a la espera. Puede que no funcione hoy pero seguro que mañana sí ¡ánimo! 🙂