¿Y por qué a ese desarrollador le pagan más que a mí?

Como comentaba en el anterior post, intentaré ir desgranando algunas de las explicaciones sobre el sueldo de los desarrolladores de software. Eso si, antes de entrar en materia, voy a aclarar tres cosas:

  1. Hablo desde la experiencia en la selección de desarrolladores de software y no entro a comparar esta profesión con otras. Solo hablo de lo que conozco y según mi especialización.
  2. Hablo del desarrollador en general, haciendo alusión a hombres y mujeres. Ya sé que estamos en el siglo XXI y que es sexista aclararlo, pero sí ayuda, aquí lo dejo claro para todas y cada una de mis publicaciones.
  3. No me voy a poner a hatear y asumir, que la única interpretación posible que explica que un desarrollador tenga un salario mayor que otro es porque es un pelota, enchufado o trepa. 

Entonces, ¿por qué mi compañero, haciendo el mismo trabajo, cobra más que yo? Pues si no te lo han dicho nunca o no te has dado cuenta, puede ser por varios motivos, y conocerlos, te puede dar muchas pistas para conseguir una mejora salarial 

Tu empresa no encuentra el profesional que necesita

No voy a explicar por qué la empresa no encuentra el profesional que necesita, porque eso es otro tema. 

El escenario que actualmente tiene tu empresa es que están desesperados porque no encuentran al profesional que quieren y dependiendo del tiempo que lleven con el proceso de selección, es más que probable que hayan asumido que tendrán que pagar más a las futuras incorporaciones.

Tu empresa tiene urgencia por cerrar el proceso de selección

Si a lo anterior, además le sumamos que la empresa tiene mucha prisa por cerrar el proceso de selección y aparece un desarrollador con olfato, sabrá ser oportuno. Si tu futuro compañero, ha sido capaz de aprovechar la oportunidad, es bastante probable que se incorpore a la empresa ganando más que tú.

No conoces cómo está el mercado laboral

Tal vez, como llevas algo perdido del mercado laboral, puedes no saber cómo están los salarios de los demás. Te incorporaste por un sueldo y aunque eres de los afortunados que te han ido haciendo subidas anuales, sigues estando lejos de lo que cobran las nuevas incorporaciones.

No olvides que la oferta y demanda cambia,  y por tanto, los salarios cambian. Si sigues con el mismo salario desde que te incorporaste a la empresa, ni ella, ni tú, estáis actualizados. 

Si tu nuevo compañero, gana más que tú, ten en cuenta que existe la posibilidad de que tu salario no esté acorde al mercado y el de tu compañero, si lo esté.  

Ser el más antiguo de tu empresa o incluso tener más experiencia en el puesto, no te garantiza mayor salario

¡Cuidado con esto! Porque muchas de las frustraciones que me encuentro es por este motivo. El hecho de que lleves muchos años en tu empresa o que tengas más experiencia que los demás en el puesto, a día de hoy no es el mejor indicador para que ganes más que el resto.

En tecnología, y más en el desarrollo de software, llevar muchos años en una empresa se asocia a estar desactualizado, cómodo e incluso estancado. Por supuesto que no siempre es así, depende de la inquietud de cada profesional, pero si ves que te ocurre ¡espabila!

Mira … hace poco me decía un cliente que -buscaban desarrolladores que vinieran con aire fresco, otra forma de hacer las cosas, actualizados con tecnologías como Docker, etc, etc”- Aunque no se valora positivamente tener muchos saltos profesionales (cambios de empresa), si se valora (y mucho) haber trabajado en otros sitios  y haber aprendido a hacer las cosas de manera diferente. Entonces, siguiendo esta lógica, ¿una buena forma para mejorar salarialmente podría ser cambiar de trabajo? Es posible, pero depende (esto da para otro post).

Mi recomendación es que si llevas muchos años trabajando en tu empresa, debes estar siempre actualizado, saca tiempo de donde no hay (aunque requiera mucho esfuerzo), pero hazlo. No valen las excusas. Porque aquellos desarrolladores que sí están al día, aportan un valor diferente y se paga esa diferencia.

Crea tu Avatar con Bitmoji. Gracias @ialcazar por la recomendación.

Aporta más allá de lo que se necesita y es un crack

Esto es la evidencia más clara y cuando de verdad todos entendemos (a no ser que la envidia se apodere de nosotros) que si tiene que cobrar más que nosotros es porque es un f****** crack.

Tal vez tu también lo seas,  pero estás conforme con tu salario y además valoras otras muchas cosas en tu empresa, eso es estupendo, porque es decisión tuya, pero si no lo estás y has demostrado que eres muy bueno en tu trabajo, puedes ganar más dinero.

Ni estás contento con el salario ni lo cuentas

En el momento que te comparas con el resto y ves que tu salario está por debajo de lo que consideras que te mereces, te sientes decepcionado 

Fíjate todos los motivos que he comentado a lo largo del post y que pueden explicar que tu salario sea menor que el de tu compañero. Está claro que la mayoría de las veces no tiene nada que ver con que te lo merezcas o no, pero si crees que no están siendo justos contigo, puedes (debes) comunicarlo a tu responsable (o a quien corresponda), y si no te ofrecen la solución que te interesa, pues ya valoras si seguir o no en tu empresa.

Por cierto, ¡cuidado con amenazar! y decir cosas como “¡si no me subes el salario, aquí os quedáis!” No es necesario llegar a esos extremos porque lo más probable es que te perjudique más que conseguir esa mejora salarial. Pero si creo que hay que defender nuestro trabajo y aprender a poner el precio a nuestro tiempo, esfuerzo, talento, desempeño y resultados. Sin perder nunca de vista, el sentido común.

Ha negociado mejor su incorporación

Hablando de defender y poner precio a nuestro trabajo. Es posible que el salario de tu compañero sea mayor que el tuyo porque ha sabido negociar mejor.

En mi trabajo, es frecuente que me comenten los desarrolladores que se les da fatal negociar o que nos les gusta nada hablar del dinero. Pues hay que hacerlo. Trabajamos por dinero y si no valoras tu trabajo y lo que aportas, mucho menos lo hará la empresa. 

¡Ah! Negociar no es regatear. Se trata de ser claro acerca de por qué quieres lo que quieres (y por qué la otra parte quiere lo que quiere) y encontrar una solución de valor para ambas partes. 

 

Oportuno, actualizado, resolutivo, diferente, negociador… aprende a valorar (te) tu trabajo y hacer que las comparaciones sean menos odiosas 

 

 

  • Bax

    La clave está en sabe negociar.